Convirtiendo al rey en un payaso

Lo que tu espíritu quiere que permanezca grabado en tu memoria, eso es lo que aprenderás, porque tu espíritu eoncontrará alegría en ello.  Pero el maestro de escuela es como el domador:  éste piensa que es importante que los leones salten a través de los aros, aquél inculca en los niños que el glorioso Aníbal perdió su ojo izquierdo en las Lagunas Pontinas; uno convierte al rey del desierto en un payaso, el otro hace de una flor divina un manojo de perejil.

barón Jöcher, Gustav Meyrink, El dominico blanco

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s