Imperios y Estados

Sobre la diferencia entre Imperio y Estado

…sin considerar el hecho de que se han sucedido ya un gran número de Imperios, por ejemplo, Egipto, luego, Babilonia, quizás también China, probablemente México, y ciertamente Roma.  Lo que distingue un Imperio de un Estado es la pretensión a lo universal y la responsabilidad por el mundo.  A menudo, al lado de los imperios han existido Estados más poderosos que ellos: Perú al lado de México, Inglaterra al lado de Alemania, Existieron, no obstante, para sí mismos, nunca para otros.  Un Imperio existe para todos.  Si, por ejemplo, los Estados Unidos se convirtieran en imperio, su orientación dependería de la que se sobrepusiera entre sus ciudadanos: la que dice que el mundo le importa, o la otra que pretende que el mundo no le importa nada.

O tal vez, a pesar de todo, no dependa de eso; pues es el destino el que decide si un Estado es llamado a convertirse en imperio; y así sucede, y ni siquiera los más ignorantes senadores pueden negarlo.  Alemania, desde el principio, era llamada a serlo, aunque nada haya sido menos apto para ello que el Estado alemán; y Francia nunca se convirtió en imperio, pese a haber dispuesto de todo el poder para serlo.  En Versalles se encuentra aún todo el dispositivo para el gobierno del mundo.  Sin embargo, no lo gobernó nunca … y todas las conquistas de Napoleón han quedado, al fin, en meras aventuras, como en su tiempo las campañas de Alejandro Magno…

Phillipp Branis, 1938

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s