Daños de la guerra

Realmente, el daño físico y humano hecho en los últimos pocos años es mucho mayor de lo que yo había calculado -especialmente el daño humano.  Están las cicatrices de guerra usuales por todos lados- los cráteres de las bombas y de la artillería, los pueblos en ruinas y similares.  Estas cosas pueden comprenderse como las consecuencias de la guerra -pero yo no puedo aceptar el hecho del daño humano.  No se trata únicamente de los muertos, pero también de los soldados que ya no pueden articular una sentencia coherente, o los que descubrieron que les gusta matar, o los vietnamitas, que debieron de haber sido personas muy amables y agradables antes que la guerra los conviertiera en ladrones, traficantes del mercado negro y prostitutas -el sexo cuesta solamente un paquete de cigarros.  Siento que estoy en el fondo de un gran caño.

Thomas Pellaton, 1970

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s