Viendo la verdad

Cierro mis ojos para poder ver.

Eugene Henri Paul Gauguin.

Desde que oí la frase de Gauguin quedé impresionado, Gauguin fue un pintor post impresionista francés del que en primer instancia pensaríamos que necesitaba tener tan buen sentido de la vista para poder observar y combinar los colores, texturas y formas para poder crear las obras que creó.  Pero no es así, Gauguin decía que veía cuando cerraba sus ojos.

Inmediatamente pensé en otro gran artista, Ludwig van Beethoven, quien aún habiendo quedado sordo fue capaz de componer obras como la Novena Sinfonía.  Y estamos hablando de sordera total porque cuando Beethoven terminó de ejecutar esta obra en su Premier, tuvo que ser volteado de su silla para que pudiera darse cuenta de los aplausos que le daba el auditorio.  Este gran artista, al darse cuenta de la efusividad de los aplausos lloró.

¿Será quizás que los sentidos y nuestra mente llegan a alterar la realidad de una manera muy sutil?

O para el caso de Beethoven, ¿será que la dependencia de nuestros sentidos nos limita la apreciación de la verdad y que cuando se pierden podemos darnos cuenta que podemos seguir “viendo” esa verdad?

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s